Antes de crucificarme

Antes de crucificarmeHoy, me ha pasado una cosa curiosa; estaba en una reunión, o coloquio, o foro, o convención, o mesa redonda, o… ¡qué más da! Para mí era una simple conversación, no entiendo cómo le pueden poner tantos nombres a una simple charla. Quizá mi ignorancia en el significado de cada una de ellas me hace ser simple y llano.

Al tema, nos hemos encontrado ante una mesa con unas deliciosas viandas y un vino exquisito, un reducido grupo de personas: historiadores, filósofos, economistas, ingenieros y hasta estaba presente un músico y un matemático; y por supuesto, un servidor. ¿Qué nos unía en común? Unas ganas terribles de disfrutar de una buena comida entre amigos y que todos, en alguna ocasión, hemos publicado varios libros.

Después del debido y obligatorio paso por los más rabiosos temas de actualidad, hemos derivado en nuestras publicaciones donde yo, me he mantenido bastante más al margen ante la erudición y estatus de los allí presentes.

Pero el momento debía de llegar, todos me habían leído. ¡Dios, llegó mi hora! Quién bien me conoce sabe de sobra que nado como pez en el agua en el arte de la oratoria (alguien tiene que decirlo y quien mejor que uno mismo); pero cierto hormigueo a la altura de mi ombligo no pude evitarlo. Sabía de sobra donde acabaría la retórica acumulada por todos una vez que los deliciosos cafés italianos servidos con una precisión milimétrica, y digo milimétrica, porque ninguna taza sobrepasaba los dos centímetros exactos de altura desde la base hasta el filo del espumoso líquido negro.

Quedamos frente a frente los historiadores y un servidor y entre en repiqueteo de las cucharas contra la fina porcelana de las tazas escuché la pregunta:

—¿Así que has escrito una novela histórica?

—¡No! —dijo otro— ¡Es una ficción histórica!

Y allí estaba yo, viéndome encasillado en un género en el que como pises el charco te mojas seguro.

—¿Novela histórica?, ¿ficción histórica? ¡No! —dije.

»Considero que determinar una novela bajo ese género es un error. El concepto que yo tengo de “histórica” no tiene nada que ver con lo que escribo. Maldigo el día en que mi editorial publicó bajo esa denominación mi historia.

»Yo he escrito una novela de aventuras. Una aventura ambientada en el siglo XIII, ¿por qué habéis de encasillarla en ese género? ¿Acaso los Tres Mosqueteros de Dumas es histórica?

»Las novelas escritas sobre la Guerra Civil española o la II Guerra Mundial no tienen esa consideración; pero si me adentro a contar un vivencia en plena invasión francesa de 1808 ya sí lo es. ¿Qué entendéis los historiadores por “novela histórica”? ¿Todo aquello que se escriba anterior al siglo XX?

»Cuando vosotros, y el público entendáis que se puede escribir una simple novela de aventuras, de amor, de desamor, de luchas; ambientadas en un momento determinado de la historia, de personajes ficticios, de lugares reales o inventados; aunque aparezcan personajes que existieron en ese momento preciso; cuando aceptéis que esa situación se puede dar perfectamente y no dirijáis vuestras miradas a los hechos reales, mirando con lupa si en la descripción nos hemos pasado en veinte minutos o tres días del hecho real; cuando comprendáis que “vosotros” no tenéis la exclusividad de los textos, es entonces cuando los escritores noveles, escritores de aventuras y de historias como todos vosotros, podremos entrar aunque sea de puntillas en ese mundo sin ser aplastados por las encíclicas, diccionarios, manuales, léxicos, lexicones, vocabularios o compendios que sujetáis con alfileres sobre nuestras cabezas.

El silencio no duró mucho, el suficiente para que, la amable camarera, nos sirviera el “whisky” en los vasos con hielo que ya teníamos frente a nosotros.

—Brindemos —dijo una—, por una excelente novela de aventuras que me ha hecho disfrutar.

®Rafael Lara Sánchez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s